Defectos que te Convierten en un Capullo como Líder

Defectos que te convierten en un capullo como Líder:

  1. Querer ganar siempre, a toda costa. Hay momentos en los que no es necesario ganar. Por ejemplo, un padre que esta jugando al baloncesto con su hijo no deberia intentar ganar y quedar por encima; simplemente necesita pasar un rato con su hijo y hacer que este se divierta. Hay que saber diferenciar entre distintas situaciones

  2. Querer añadir siempre valor a cualquier conversación. A veces, aunque sepas que algo no es del todo cierto, es mejor dejarlo ir. Si siempre estas intentando llevar la razón o corregir a las personas, te vas a quedar solo; y vas a desperdiciar tu inteligencia y tu energía en cosas que no las merecen.

  3. Juzgar a la gente. Va a hacer que te creas en posición de superioridad con respecto a esas personas

  4. Hacer comentarios destructivos. No añades ningún tipo de valor, sólo menosprecias a la persona con la que estás hablando

  5. Empezar tu frase con No, Pero, o Sin Embargo. El mensaje que la otra persona recibe es “Estás equivocado”.

  6. Decirle al mundo lo listo que eres

  7. Hablar cuando estás enfadado. Probablemente has pasado muchas horas rememorando aquel momento en que esa persona fue injusta contigo…cabrearse con alguien por ser como es tiene tanto sentido como cabrearte con tu mesa.

  8. Negatividad. O, en otras palabras, “déjame explicarte porqué eso no va a funcionar”

  9. Retener (guardarte) información. Esto es lo contrario de añadir valor.

  10. Fallar a la hora de dar el reconocimiento apropiado a quien se lo merece.

  11. Atribuirnos el mérito por algo que no merecemos. Nadie sabe lo que un grupo sería capaz de conseguir si nadie se preocupase de quién es el que se lleva el mérito.

  12. Poner Excusas. Esto fue lo que me hizo darme cuenta de que no sufría de un defecto congénito que me hiciese fallar. Simplemente estaba viviendo en base a las expectaciones que me había puesto a mí mismo.

  13. Aferrarte al pasado. Si eres un perfeccionista o siempre estás buscando la aprobación de la gente, es porque tus padres nunca te dijeron que eras bueno. Volver la vista atrás no trata de crear valor. Se trata de comprender. Tu problema es cambiar el futuro, comprender el pasado no te va a llevar allí.

  14. Tener favoritos. Recogemos lo que sembramos. Al tener favoritos, sin darte cuenta estás menospreciando al resto.

  15. No expresar arrepentimiento. Si pones todas las cartas en las manos de otra persona, esa persona te tratará mejor que si te quedases todas las cartas para ti.

  16. No escuchar. Esto da a entender: “no me importas; no te entiendo; estas equivocado”.

  17. No expresar gratitud. Algunas personas esperan hasta el final de un proyecto para agradecer la labor de sus trabajadores. Pero, piensas que va a ser contraproducente si agradeces el esfuerzo de esa persona durante el proyecto, y le agradeces al final con un gesto más grande?

  18. Castigar al mensajero. Este no tiene culpa de nada.

  19. Echar la culpa a otros. El líder que no puede soportar la culpa no es alguien a quien seguiremos ciegamente en la batalla.

  20. Una excesiva necesidad de ser TÚ. La obsesión con las metas es lo que pasa cuando estamos tan enfocados en alcanzar esa meta que lo hacemos en detrimento de una misión más importante.

Suscríbete a Nuestra Newsletter…100% GRATIS