Emprende ya, nadie va a venir a buscarte

Hace poco leí el nuevo libro de Seth Godin ¨The Icarus Deception¨, y me llevó a pensar detenidamente en lo que había hecho antes de empezar el podcast y en lo que hago ahora.

Te habla del no esperar a que nadie te dé permiso para crear tu propio negocio, para empezar lo que te gusta. Hablando por mí, nadie me dio permiso para montar el podcast. Nadie me dio su aprobación y me dijo ¨ahora puedes montarlo¨.

En mi pasado no había nada que me pudiese llevar a crear un podcast, ya que estudié derecho y negocios internacionales. No radio.

Vas viendo el hecho de que la mayoría de nosotros tenemos una parte creativa, algo que queremos expresar, pero no lo hacemos, bien porque creemos que a nadie le va a interesar, o porque nadie nos ha dado permiso, o porque estamos esperando a ser descubiertos por alguien que nos acoja como mentor y nos dé el ánimo y la licencia de poder actuar.

Esto último es algo de lo que he pecado durante mucho tiempo. Sabía que tenía el potencial para hacer cosas interesantes, tenía las ganas… pero en vez de lanzarme a por ello y establecerme por mi cuenta, estaba esperando a ser ¨descubierto¨ por alguien que me diese el permiso de hacer lo que yo sabía que podía hacer.

De pequeño me contaron la historia de Ícaro y Dédalo, que intentaron llegar al sol y, al acercarse, sus alas se les quemaron y cayeron. Esta es una historia (una de tantas) que se usa para inculcarte desde chico que si intentas hacer algo grande vas a acabar mal. Que es mejor no intentar ser diferente ni destacar.

Lo que no se nos dice es que, en el cuento, también se dice que no podían volar demasiado cerca del mar, ya que es muy difícil mantener el ritmo y la cadencia necesarios para volar a esa altura. Es mucho más peligroso volar demasiado bajo que volar demasiado alto, ya que cuando vuelas bajo te sientes seguro (estás dentro de tu zona de confort) y eso hace que seas uno más, una gota de agua en el mar, alguien que no destaca.

Tienes que salir de esa zona de confort o de seguridad.

Tienes que estar comprometido con lo que haces. Tienes que ¨creer¨ en tu proyecto antes de ver los resultados. El hecho de creer va a hacer que tus ganas, tu energía, sean mucho mayores. No se trata de pensar si este proyecto funcionará; se trata de ver cuándo va a funcionar. Este cambio de mentalidad hace que te impliques mucho más en el proyecto.

El hecho de ¨comprender¨ conceptos de negocios, si no estás comprometido, es algo inútil. Comprender conceptos como el ¨Lean Methodology¨, ¨GTD¨… son inútiles si no estás comprometido. Te tienes que comprometer con el aterrador trabajo de volar a ciegas, de lanzarte la vacío, de tomar una posición, de tener una opinión distinta… o nada interesante pasará en tu vida.

Internet no fue creado para hacerte más fácil el poder ver los vídeos de Lady Gaga. Internet es una máquina de conectar ideas, personas… cualquier persona con un portátil o smartphone está conectado con todo el mundo. Y todas esas conexiones están cambiando el mundo.

“Si tu equipo de trabajo está compuesto por personas que trabajan para la empresa, pronto serás derrotado por tribus de personas que trabajan por una causa.”

No nos cuentes tus ideas ni lo que podrías hacer. Lo que queremos no es que nos enseñes tu cuaderno lleno de ideas. Lo que queremos es que nos cuentes las conexiones que has hecho y el impacto que estás teniendo.

Qué hacer?
1. Haz algo diferente
2. Crea un lío o discordia
3. Crea un legado

 

La pregunta que te tienes que hacer es: de verdad piensas que no necesitamos tu arte? O, simplemente tienes miedo de producirlo?

La importancia de la cultura y de la gente que te rodeas: aunque la tecnología puede ser un factor que contribuye, más que nada, los logros se consiguen porque hay una cultura que celebra esos logros.

Ahora, por primera vez en la historia, la mayoría de nosotros tiene la oportunidad de decidir qué hacer, qué crear, cómo entregarlo. La mayoría de nosotros no usará esa oportunidad, pero está ahí para el que quiera usarla.

En este nuevo mundo, en esta nueva economía, te tienes que elegir a ti mismo. No puedes ni debes esperar a que nadie venga a elegirte (como hice yo con mi podcast).

Quieres conseguir autoridad? Quieres autoridad para ser encontrado, y establecer una diferencia? Estás esperando a que te den permiso para levantarte, dar tu opinión y empezar a crear? YouTube quiere que crees tu propio show. Pero no van a venir a buscarte. Tienes que ser tú el que dé el paso.

 “Una vez que entiendes y aceptas que nadie va a venir a buscarte, en ese mismo momento te puedes poner a trabajar.”

El mito de que el CEO de tu empresa te va a encontrar, descubrir, ayudarte a crecer… es un mito de las películas.
Una vez que entiendes que hay problemas esperando a ser resueltos, una vez que te das cuenta de que tienes todas las herramientas necesarias y el permiso que necesitas, entonces las oportunidades de contribuir abundan. La oportunidad no es que tu CV sea escogido de una pila, sino liderar.

Estás escondiendo tu mejor trabajo, tus mejores ideas, y tu mejor tú de nosotros cada día. Emprende ya!

 

Te gusta lo que ves? Suscríbete (gratis)
y consigue el reportaje ¨Tu Modelo de Negocio Online¨


Fields marked with an * are required