La Guerra del Emprendedor: ¿Por qué nos auto-saboteamos antes de empezar?

La Guerra del Emprendedor

La Guerra del Emprendedor

Cuando te quieres dedicar a emprender, te vas a encontrar con muchas dificultades. Como dijo alguien cuyo nombre no recuerdo, ¨lo difícil para un escritor no es escribir. Lo difícil para un escritor es sentarse en la silla para escribir¨. Lo mismo le pasa a un emprendedor.

También tienes la teoría de los zapatos amarillos. Si te vas a poner a trabajar en tu negocio y, en tu campo de visión, tienes tus zapatos amarillos con una mancha de grasa; en tu mente vas a empezar a justificar de mil formas distintas porqué es necesario levantarte a limpiar esa mancha en vez de ponerte a trabajar.

Esto pasa con cualquier tipo de actividad creativa. Una vez que te sientas y llevas unos minutos de concentración, empiezas a entrar en flow y las ideas empiezan a llegar, pero lo difícil es sentarte. Tu mente va a encontrar 10.000 excusas para hacer cualquier otra cosa menos esa.

 

 

La mayoría de nosotros tiene dos vidas. La vida donde vivimos (tu vida actual), y la vida no vivida entre nosotros (tu vida ideal). Entre las dos se encuentra la ¨Resistencia¨.

Eres un emprendedor que nunca emprende una nueva aventura? Entonces ya sabes qué es la Resistencia.

La resistencia es la fuerza más tóxica en este planeta. Es raíz de más causas de infelicidad que la pobreza, la enfermedad o la disfunción eréctil.

Como dijo Steve Jobs, ¨recordar que vas a morir es la mejor manera que conozco de evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder¨

Pero, acaso tenemos que mirar a la muerte a la cara para que nos levantemos y hagamos frente a la Resistencia?

La Resistencia es esa voz débil, pero persistente, que te habla constantemente cuando intentas salir de tu zona de confort, y que te da excusas para que veas que esa ¨necesidad que sientes de crear algo nuevo, o de mejorar¨ no es para ti. Que es mejor que lo hagan otros. Tú es mejor que te quedes donde estás.

Tú sabes que esta ¨voz¨ está jugando en tu contra. Nadie tiene que decírtelo. Pero aún así caes presa de ella.

Los mayores éxitos de la Resistencia son:

  • emprender un negocio

  • el evitar que persigas tu sueño de escribir un libro,

  • pintar

  • crear música

  • hacer una dieta

La Resistencia es como un Alien. No se puede razonar con ella.

Lo que tienes que entender es que el miedo nunca va a desaparecer. La Resistencia siempre va a estar ahí. Pero una vez que la has identificado y sabes cómo funciona, es mucho más fácil superarla. Y ver que, cuando buscas excusas para no hacer algo que sabes que es importante, es la Resistencia que está intentando jugar en tu contra.

Qué no es Resistencia? La Resistencia aparece en momentos importantes, como cuando vas a crear algo nuevo, vas a escribir para publicar, vas a empezar un nuevo negocio… La Resistencia no es lo que sientes cuando no quieres salir a tirar la basura o sacar al perro. Eso es simplemente no tener ganas de hacer algo.

Te gusta lo que ves? Suscríbete (gratis)
y consigue el reportaje ¨Tu Modelo de Negocio Online¨

El peligro es mayor cuando la línea de meta está cerca. En este punto, la Resistencia sabe que estamos a punto de vencerla, y pulsa el botón del pánico. Va a intentar con todas sus fuerzas que no cruces esa línea de meta.

Ten cuidado al final, y no abras la caja de pandora en ese momento. No empieces a preguntarte si a lo mejor es verdad que deberías parar justo cuando estás a punto de llegar a tu destino. Pon el piloto automático si es necesario y no hagas caso a esas voces en tu cabeza que dicen que no eres lo suficientemente bueno.

 

Cuando nos sentamos cada día a trabajar en nuestro negocio o nuestra idea, el poder se concentra sobre nosotros. Nos volvemos como un imán que atrae objetos metálicos. Las ideas vienen. Los descubrimientos se aceleran.

Enfócate en el día a día. Todo lo que importa es que hoy has puesto tu tiempo y has conseguido todo lo que has conseguido. Todo lo que cuenta es que, por este día, por esta sesión, has superado a la Resistencia.

 

¨Voy a empezar mi negocio, y lo voy a empezar mañana¨

Ten cuidado con el dejar las cosas para mañana. Si de verdad lo que estás haciendo es mejor hacerlo mañana, no pasa nada. Pero si estás dejando cosas importantes que no quieres hacer ahora para mañana, si dejas que la resistencia gane, no estás posponiendo tu vida ¨hasta mañana¨. Estás posponiendo tu vida hasta tu lecho de muerte. Y ahí ya será demasiado tarde para hacer nada.

 

Cosas que usamos para sentirnos bien por haber sido vencidos por la resistencia:

Sexo. Porque el sexo nos proporciona una gratificación instantánea y muy poderosa. Cuando alguien duerme con nosotros, nos sentimos validados y aprobados, incluso amados. A la Resistencia le encanta que hagas eso. Cuanto más vacío te sientas después de haber tenido relaciones, más seguro puedes estar de que tu verdadera motivación no era el amor o la lujuria, simplemente la Resistencia. Esto también se aplica a las drogas, las compras, la masturbación, ver la Tele, cotillear, criticar, beber, comer con ansias…

 

Muchas veces nos metemos nosotros mismos en problemas porque es una forma barata de conseguir atención. Todo lo que centra la atención en nosotros a través de mecanismos indoloros o artificiales es una manifestación de la Resistencia.

El emprendedor no va a tolerar los problemas en su vida porque sabe que los problemas le previenen de hacer su trabajo. El emprendedor elimina de su vida todas las fuentes de problemas.

 

 

Qué se siente con la Resistencia? Primero, infelicidad. Después, los vicios entran en juego. Drogas, infidelidades, perder el tiempo en internet… Una vez pasado este punto, la Resistencia se convierte en algo clínico.

Depresión, disfunción, agresión… Después se pasan a los crímenes y a la autodestrucción.

Suena como la vida en general, ya lo sé. Pero no lo es. Es la Resistencia.

 

Si te ves criticando a otras personas, probablemente lo estás haciendo como manifestación de la Resistencia. Las personas que tienen una vida satisfactoria casi nunca critican a otros. Si dicen algo, suele ser para dar ánimos.

El dudar de ti mismo puede ser un aliado. Esto es porque la duda sirve como indicadora de una aspiración. Refleja el amor, el amor por algo que sueñas y que deseas hacer.

Recuerda la regla: cuanto más miedo nos de el seguir nuestro trabajo o nuestra ¨llamada¨, más seguros estamos de que debemos hacerlo.

 

El profesional rechaza hacer papeles que ya ha realizado antes. Ya no le dan miedo esos papeles. Por qué perder su tiempo? Una vez que ya eres bueno en una actividad y que hay otras más importantes que tú puedes hacer, delega esa actividad. Si la sigues haciendo, probablemente vas a acabar aburriéndote y te va a afectar en otras áreas de tu trabajo.

 

La Resistencia es directamente proporcional al amor. Si sientes una Resistencia masiva, las buenas noticias son que tienes un tremendo amor por lo que quieres hacer.

Las fantasías grandiosas son un ejemplo de Resistencia. El creerte que eres el mejor antes de empezar es el signo de un amateur. El profesional ha aprendido que el éxito, al igual que la felicidad, viene como consecuencia del trabajo.

Un punto en común entre los emprendedores y los niños es el hecho de que cuando juegan (o cuando están trabajando en su negocio) pierden la noción del tiempo o de que están solos, mientras persiguen esa visión.

 

¨El dolor nunca desaparece¨

¨El dolor nunca desaparece¨

Muchos gurús, coachs y/o psicólogos siguen el método por el cual uno necesita recuperarse completamente antes de estar preparado para el trabajo. Pero la pregunta es, qué es lo que estamos intentando sanar? El deportista sabe que el día en el que se levante sin ningún tipo de molestia no va a llegar. Tiene que jugar con dolor.

En mi experiencia en boxeo y kick-boxing, no recuerdo la época en que no haya tenido dolor en alguna parte de mi cuerpo. Pero lo curioso es que, cuando paras, te duele aún más. Por eso es mejor seguir en movimiento. No esperes a que todas las circunstancias sean perfectas. Eso nunca pasa.

No me malinterpretes. No tengo nada en contra de la verdadera recuperación. Todos la necesitamos. Pero no tiene nada que ver con hacer nuestro trabajo y puede ser un gran ejercicio para incrementar nuestra Resistencia. La Resistencia ama la ¨recuperación¨, ya que significa que no estamos mejorando en lo que hacemos.

 

La racionalización es la mano derecha de la Resistencia. Su trabajo es el evitar que sintamos la vergüenza que sentiríamos si de verdad aceptásemos lo cobardes que somos por no hacer nuestro trabajo.

Una cosa es mentirnos a nosotros mismos. Otra cosa es que nos creamos esa mentira.

Porque si la Resistencia nos deja ver claramente que nuestro propio miedo nos está evitando hacer nuestro trabajo, probablemente nos avergoncemos de esto. Y la verguenza puede que nos lleve a actuar a pesar de tener miedo.

 

 

Los wantrepreneurs (o emprendedores de boquilla que no emprenden nada) que son vencidos por la Resistencia tienen una cualidad en común. Todos piensan como amateurs. No se han convertido en profesionales todavía.

El amateur juega por diversión. El profesional juega para seguir, para mantenerse.

 

El emprendedor que se compromete consigo mismo a seguir su ¨llamada¨ se ha presentado como voluntario para ir al infierno, aunque no lo sepa. El emprendedor debe ser como un Marine. Tiene que aprender a saber cómo ser miserable. Tiene que amar el hecho de ser miserable. Tiene que estar orgulloso de ser más miserable que cualquier otro soldado.

 

 

Principios del Emprendimiento

  • Nosotros (tú y yo), como profesionales, nos presentamos al trabajo cada día.

  • Nosotros nos presentamos sin importar lo que pase.

  • Estamos en el trabajo todo el día.

  • Estamos comprometidos con el largo plazo. Hasta que consigamos la lotería (aunque, en mi caso, nunca la compre), somos parte del proletariado.

  • Las apuestas por nosotros son altas y reales.

  • Aceptamos una remuneración por nuestro trabajo.

  • No nos identificamos en exceso con nuestro trabajo. El amateur se identifica tanto que le paraliza.

  • Dominamos las técnicas de nuestro trabajo.

  • Tenemos un sentido del humor respecto a nuestros trabajos.

  • Recibimos las alabanzas o las críticas en el mundo ¨real¨.

 

Una vez que te conviertes en un profesional, sé feliz. Estás donde querías estar, verdad? Te estás llevando algunos golpes. Ese es el precio por estar dentro del campo y no en las gradas. Deja de quejarte y da gracias por poder formar parte del juego.

 

El profesional, aunque acepta una remuneración por su trabajo, trabaja porque ama lo que hace.

El amateur usa su propio entusiasmo contra sí mismo. La resistencia hace que nos embarquemos en un proyecto con demasiadas ambiciones y un plazo irreal para completarlo (quién no ha escuchado, o dicho, voy perder 10 kilos en un mes?).

La Resistencia sabe que no podemos mantener ese nivel de intensidad (especialmente en el nivel amateur), así que nos estrellamos contra el muro, y nos rompemos.

 

El Profesional está en una misión. Él no va a tolerar el desorden en su vida. Elimina el caos de su mundo para poder eliminarlo de su mente.

La firma de un amateur es la glorificación del, y la preocupación por, el misterio.

El amateur piensa que primero debe superar su miedo, y entonces podrá hacer su trabajo. El profesional sabe que el miedo nunca se va a superar del todo. Sabe que el guerrero sin miedo no existe, es una leyenda. Sabe que una vez que entra en acción, su miedo disminuirá y él seguirá bien.

 

El Profesional respeta la Resistencia. Sabe que si se rinde hoy, no importa cuál sea el pretexto, las posibilidades de volver a rendirse mañana son el doble.

El Profesional está preparado, cada día, para enfrentarse a sus propios intentos de auto-sabotaje.

El Profesional se prepara mentalmente para absorber los golpes y para entregarlos él.

El Profesional se dedica a convertirse en un maestro en su trabajo, no porque crea que su técnica es un sustituto de la inspiración, sino porque quiere estar en posesión de un arsenal completo de habilidades para el momento en que las necesite.

 

No verás a Cristiano Ronaldo sufrir durante los entrenamientos, él disfruta con ellos. Es su diversión profesional el salir al campo a practicar con sus compañeros, para aprender más sobre el juego que ama.

 

Recuerda estas palabras: ¨No importa lo que venga, no voy a dejar que la Resistencia me venza¨.

Ese es el símbolo de un Profesional. Es la dureza mental en un nivel que la mayoría de nosotros no puede comprender.

El Profesional aprende a reconocer las críticas derivadas de la envidia y tomarlas por lo que son: el mayor cumplido. El crítico odia todo lo que él podría haber alcanzado si hubiese tenido las agallas de vencer a la Resistencia.

El profesional sabe que tiene que delegar. Sólo puede ser un Profesional en una cosa.

El Profesional sabe quién ha servido su pena como Profesional y quién no ha llegado a ese punto todavía.

La esencia del profesionalismo es el enfoque en el trabajo y sus demandas, mientras estamos en ello, excluyendo todo lo demás.

 

Mira al enemigo, cualquier enemigo, como un enemigo sin nombre y sin rostro.

El Profesional sigue viniendo. Supera a la Resistencia en su propio juego al ser más resuelto y más implacable que ella.

 

El ser un Profesional es una decisión traída por un acto de voluntad. Creamos la imagen en nuestra mente de ser Profesionales. Tan simple como eso. Y empezamos a actuar en consecuencia.

 

La cosa más importante para un emprendedor es el Trabajo. Nada más importa aparte de sentarte cada día e intentarlo.

Cuando nos sentamos cada día para hacer nuestro trabajo, el poder se concentra sobre nosotros. Las Musas toman nota de nuestra dedicación.

Y, por último, recuerda que nosotros, como humanos, tenemos territorios psicológicos. Por ejemplo, el territorio de Stevie Wonder es el piano. Es una relación simbiotica: él se alimenta del piano, y el piano se nutre de él.

Qué haría Jeff Bezos en un día loco? No se pondría a llamar a sus colegas, sino que iría directo a trabajar en su proyecto en Amazon. No importa que no haya nadie más en las oficinas.


Eres un emprendedor? Te pusieron en este mundo para que emprendieses? Al final, esta pregunta sólo la puedes contestar tú en base a tus acciones.

Te gusta lo que ves? Suscríbete (gratis)
y consigue el reportaje ¨Tu Modelo de Negocio Online¨